Información

10 formas de mantenerse en contacto con el maestro de su hijo

10 formas de mantenerse en contacto con el maestro de su hijo

Cuando quiera saber cómo le está yendo a su hijo en la escuela, ¿conoce la manera más eficaz de ponerse en contacto con su maestro? Aquí hay diez consejos de los profesores sobre cómo obtener la retroalimentación que necesita:

1. Escribe una nota. Si tiene una pregunta rápida, escríbala y pídale a su hijo que la envíe. Pídale a la maestra que envíe su respuesta con su hijo al final del día. También puede utilizar una nota para intentar programar una reunión telefónica. Hágale saber a la maestra cuándo y dónde pueden comunicarse con usted, o pregúntele cuándo y dónde pueden localizarla. Alternativamente, puede sugerir que hable cuando recoja a su hijo de la escuela ese día. Esta es la forma menos intrusiva de hablar con el maestro.

2. Hacer una cita. Las escuelas programan regularmente conferencias de padres y maestros, generalmente dos veces al año, pero si tiene inquietudes entre estas reuniones, no espere. Muchos maestros son padres que trabajan y son sensibles a las demandas de su tiempo. La mayoría trata de estar disponible antes o después de la escuela o durante el almuerzo.

3. Email. Muchas escuelas están ahora en línea. Si su hijo lo está, puede enviar un correo electrónico al maestro durante el día. Intente guardar esto para transmitir mensajes importantes; no pida informes de progreso diarios.

4. Pida el número de teléfono de la casa del maestro y / o la dirección de correo electrónico. Algunos maestros le darán esta información con el entendimiento de que se comunicará con ellos en casa solo si se trata de una emergencia. Asegúrele al maestro que mantendrá la información privada.

5. Ayude en clase. Ofrézcase como voluntario para ser un padre de clase si tiene tiempo. Al ayudar en fiestas y actuaciones, podrá observar tanto al maestro como a los niños en un entorno más informal. Esto también le permitirá realizar un seguimiento del progreso a lo largo del año.

6. Ofrécete como voluntario para ocasiones especiales. Si no tiene tiempo para ser un padre de clase, aún puede echar una mano según sea necesario, en las fiestas navideñas o en las obras de teatro de la clase. Informe al maestro y a los padres de la clase que está disponible para ayudar.

7. Ir de viaje. Los maestros siempre necesitan padres voluntarios para acompañar a la clase al planetario o la playa. Todo el mundo está de buen humor el día del viaje, por lo que podrá echar un vistazo especialmente relajado a la forma en que el profesor se relaciona con la clase.

8. Haz tu tarea. Hay muchas actividades que puede realizar como voluntario desde casa, como llamar a otros padres, recolectar materiales para proyectos o armar libros.

9. Asiste a las actividades escolares. La mayoría de las escuelas programan obras de teatro, musicales, espectáculos de talentos, conciertos y carnavales por la noche o los fines de semana. Muchos maestros asisten a estos eventos y están agradecidos de ver a los padres allí. Su asistencia demuestra que aprecia su arduo trabajo para llevar a cabo la actuación.

10. Proponer un programa especial. Quizás tenga una habilidad o interés especial que pueda compartir con la clase de su hijo, o quizás quiera hablar sobre su carrera. Una presentación como esta puede tomar menos de una hora de su jornada laboral, pero tendrá una gran recompensa: su hijo estará feliz y orgulloso de que usted venga, y al trabajar con el maestro para programar su visita, usted lo sabrá unos a otros mejor.


Ver el vídeo: Cómo educar a tus hijos en medio de la pandemia Jürgen Klarić (Noviembre 2021).