Información

Cómo criar a un niño que escucha bien

Cómo criar a un niño que escucha bien

Ser un buen oyente es fundamental para el éxito de su hijo en la escuela. Si no puede seguir las instrucciones, ya sea en el patio de recreo o en el salón de clases, tendrá dificultades para aprender. Los niños que saben escuchar también tienen una ventaja social: tienden a ser muy buenos amigos de los demás.

Aquí hay siete maneras en que puede ayudar a su hijo a escuchar mejor:

Se un buen oyente

No interrumpa a su hijo cuando le esté contando una historia. Préstele toda su atención cuando hable; no lea el periódico ni mantenga una conversación con otra persona al mismo tiempo. Dirige tu atención hacia él cuando quiera contarte o mostrarte algo.

Si quieres que te escuche, él necesita ver que tú también lo escucharás. Los niños devuelven el respeto que reciben, y los niños que son escuchados a menudo se convierten ellos mismos en buenos oyentes.

Además, escuche su forma de hablar. Puede que no lo sepas, pero tu estilo de comunicación puede sonar muy parecido al que usaban tus padres. Preste atención a lo que dice, y cómo lo dice, para ver si hay algunos hábitos que le gustaría cambiar.

Dar instrucciones claras y sencillas para las tareas diarias.

Adquiera el hábito de darle a su hijo instrucciones sencillas. Mírala a los ojos y dile: "Por favor, ve al baño y lávate las manos. Luego toma tu mochila y encuéntrame abajo".

Tenga en cuenta lo que es apropiado para la edad. Un niño de 2 años probablemente solo pueda manejar una instrucción de dos pasos como, "Toma tu mochila y encuéntrame abajo". Un niño de 3 o 4 años puede manejar un poco más.

A medida que se convierta en un mejor oyente, puede agregar otra tarea o dos. De esta manera, no solo le está enseñando a su hijo a escuchar bien, sino también a ser independiente.

Alabado sea el buen escuchar

Decir "gracias por ser tan buen oyente" refuerza el deseo de su hijo de escuchar. No olvide elogiarlo cuando siga instrucciones por primera vez.

Di lo que quieres decir

Si le dice a su hijo "puede tener dos galletas más", déle dos galletas, no tres o cuatro. De lo contrario, su hijo solo se desconectará de usted una vez que se dé cuenta de que no cumple con su palabra.

Sea consistente con las consecuencias

Si le dice a su hijo que dejará el parque si continúa de pie en el columpio, hágalo sin darle otra oportunidad. Su hijo estará más inclinado a hacer lo que se le pide cuando comprenda que sus acciones tienen consecuencias claras y exigibles.

Lean juntos en voz alta

El tiempo que pasan leyendo juntos prepara a su hijo para la hora del cuento en la escuela. Se esperará que se quede quieta durante períodos de tiempo cada vez más largos, así que ayúdelo a practicar la escucha en casa. Pídale que le cuente lo que sucedió en la historia mientras lee.

Pero no obligue a su preescolar inquieto a escuchar libros que no le interesan; esto hará que se interese menos, no más, en la lectura. Para los niños en edad preescolar más pequeños, limítese a los libros de actividades que le permitan tocar, señalar o nombrar objetos.

Para obtener más información, consulte nuestro artículo sobre cómo criar a un niño al que le encanta leer.

Jugar juegos de escuchar

Haga que escuchar algo sea divertido poniendo música y bailando con su hijo. Pídale a su hijo que camine de puntillas durante las partes blandas y pise o marche durante las partes ruidosas.

O intente jugar juegos como Statue o Freeze para que su hijo tenga que escuchar con atención cuando la música se detenga. Cantar canciones como B-I-N-G-O requiere que los niños se anticipen a las pausas silenciosas.

Vea más actividades divertidas para promover las habilidades auditivas.


Ver el vídeo: Cómo criar bien a tu Bebé de 0 a 1 año? por la Dra. Grande (Noviembre 2021).